Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Cannabis causa cambios estructurales en el cerebro de los adolescentes

Por el equipo editorial de Medimaging en español
Actualizado el 11 Jun 2019
Un estudio nuevo demuestra que solo uno o dos episodios de consumo de cannabis durante la adolescencia pueden provocar cambios en el volumen de materia gris (VMG).

Investigadores de la Universidad de Vermont (UVM, Burlington, EUA), el Trinity College Dublín (Irlanda), la Technische Universität Dresden (TUD; Alemania) y otras instituciones, utilizaron la morfometría de resonancia magnética (RM) basada en vóxeles para comparar el VMG en 46 adolescentes de 14 años de edad que informaron solo uno o dos casos de consumo de cannabis y que fueron cuidadosamente enfrentados a controles sin contacto con el Δ-9-tetrahidrocannabinol (THC). Las imágenes de resonancia magnética encontraron que el VMG se alteró en relación con la exposición temprana al cannabis.

Imágenes: Regiones que muestran mayor VMG en los jóvenes de 14 años que fumaron cannabis (Fotografía cortesía de la revista Journal of Neuroscience).
Imágenes: Regiones que muestran mayor VMG en los jóvenes de 14 años que fumaron cannabis (Fotografía cortesía de la revista Journal of Neuroscience).

Los cambios se observaron en partes del cerebro que tienen mayor expresión de los receptores CB1. Se identificaron regiones extensas en los lóbulos temporales mediales bilaterales, así como en el cingulado posterior bilateral, los giros linguales y el cerebelo. Un análisis de datos longitudinales confirmó que era improbable que las diferencias de VMG observadas precedieran al consumo de cannabis. El VMG en las regiones temporales de los consumidores adolescentes de cannabis también se asoció con un peor desempeño en el Índice de Razonamiento Perceptivo, así como con futuros síntomas de ansiedad generalizada. El estudio fue publicado el 6 de marzo de 2019 en la revista Journal of Neuroscience.

“Hubo un impacto en el cuerpo estriado y la ínsula en los jóvenes de 14 años que solo tuvieron una o dos exposiciones a la marihuana. Dado que este efecto no se observó en un grupo separado de adolescentes que tenían una o dos exposiciones a la edad de 16 años, parece que la exposición, incluso muy poca exposición, al cannabis antes de la edad de 14 años puede tener efectos tóxicos significativos”, dijo el coautor del estudio, Scott Mackey, PhD, de la UMV. “Es precisamente ahora, cuando el movimiento para legalizar el cannabis se extiende por todo el continente, necesitamos más investigación para tener información con el fin de poder tomar decisiones sobre la regulación del cannabis”.

El consumo de cannabis en adolescentes es un factor de riesgo bien conocido para la psicosis; el consumo de cannabis en adultos con antecedentes de psicosis es un factor de riesgo para la recaída de la psicosis; y la exposición al cannabis puede producir síntomas psicóticos leves, como la paranoia. Sin embargo, no se sabe si el consumo de cannabis es la causa de estos resultados o el resultado de otros factores subyacentes como la adversidad temprana, el estrés o la predisposición genética a la desregulación de la dopamina. Los datos muestran que cerca del 35% de los estudiantes de los Estados Unidos en el grado 10 han reportado haber consumido cannabis.

Enlace relacionado:
Universidad de Vermont
Trinity College Dublín
Technische Universität Dresden




Últimas Imaginología General noticias