Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Espectroscopia IR mejora el diagnóstico de la artritis reumatoide

Por el equipo editorial de Medimaging en español
Actualizado el 30 Jul 2019
Una técnica rápida y no invasiva para detectar la artritis reumatoide (AR) basada en luz infrarroja (IR) podría ayudar a los médicos a evaluar la progresión de la enfermedad y monitorizar la efectividad del tratamiento.

Desarrollado en la Universidad de Birmingham (UB; Reino Unido), el nuevo escáner para la AR combina imágenes digitales tridimensionales (3D) con la espectroscopia IR para crear una imagen del contenido de sangre dentro de la mano de un paciente. El paciente primero coloca una mano dentro del escáner para crear un modelo 3D a través de la medición de su tamaño y de los contornos. A continuación, se dirige un haz IR a través de cada dedo, y se mide la cantidad de luz IR que sale de él. Los resultados indican niveles de cromóforos absorbentes como la oxihemoglobina, la desoxihemoglobina, el agua y los lípidos, que causan cambios en las propiedades de dispersión.

Imagen: La investigación muestra que la espectroscopia IR puede ayudar a identificar la artritis reumatoide (Fotografía cortesía de la UB).
Imagen: La investigación muestra que la espectroscopia IR puede ayudar a identificar la artritis reumatoide (Fotografía cortesía de la UB).

En la AR, la hiperplasia de las células del estroma y la infiltración de las células inflamatorias en el sinovio causan cambios fisiopatológicos locales, incluida una menor oxigenación (hipoxia), una mayor formación de vasos sanguíneos (angiogénesis sinovial) y un aumento en la concentración de proteínas y leucocitos, alterando las propiedades ópticas de la articulación inflamada en comparación con una sana. En un estudio piloto que incluyó 144 articulaciones de 21 pacientes de reumatología, los investigadores pudieron detectar con exactitud las articulaciones inflamadas, con resultados muy similares a los diagnósticos realizados mediante ecografía y examen clínico. El estudio fue publicado el 20 de junio de 2019 en la revista Journal of Biomedical Optics.

“Sabemos que el diagnóstico temprano de pacientes con AR es realmente importante, porque el tratamiento temprano conduce a mejores resultados a largo plazo”, dijo el autor principal, el profesor Hamid Dehghani, PhD, especialista en imágenes médicas en la facultad de ciencias de la computación de la UB. “El sistema que hemos desarrollado ofrece una forma objetiva y de bajo costo para detectar la enfermedad y, potencialmente, evaluar qué tan avanzada está. Esperamos que, con el tiempo, permita a los médicos diagnosticar la enfermedad antes y ofrecer planes de tratamiento personalizados para los pacientes”.

En la clínica de reumatología moderna, el diagnóstico se realiza a través de una combinación de antecedentes del paciente, exámenes clínicos, análisis de sangre, cuestionarios e imágenes médicas. Pero la mayoría de las modalidades de imagenología están sujetas a desventajas específicas para detectar la inflamación articular. La radiografía sufre de baja sensibilidad a los cambios en los tejidos blandos, lo que limita su uso para la cuantificación del daño; y las imágenes de ultrasonido y resonancia magnética (RM) requieren personal altamente capacitado, lo que conlleva un alto costo y una disponibilidad limitada.

Enlace relacionado:
Universidad de Birmingham


Últimas Imaginología General noticias