Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Reglas de imagenología más estrictas en la HCE reducen las radiografías en las UCI

Por el equipo editorial de Medimaging en español
Actualizado el 21 Mar 2019
Los investigadores de la Clínica Cleveland (CC, OH, EUA) realizaron un estudio para examinar si la revisión de las opciones de ordenamiento para las imágenes en la UCI daba como resultado daños a los pacientes. La HCE se modificó para que las radiografías diarias de tórax solo se pudieran solicitar para los pacientes con cirugía cardíaca y torácica. En general, para todos los demás pacientes, las radiografías de tórax solo se pueden solicitar una sola vez. Las radiografías de tórax se compararon en dos períodos de tiempo: del 1 de enero al 11 de junio de 2018, antes de que se implementaran las restricciones, y del 12 de junio al 31 de diciembre de 2018, después de la implementación.

Los resultados revelaron que las restricciones en la HCE llevaron a una disminución del 23,5% en el número total de radiografías de tórax portátiles ordenadas, y una disminución del 36,6% en el número promedio de radiografías de tórax durante la noche. No hubo aumento en el volumen de radiografías de tórax realizadas durante las horas de rondas médicas para compensar esas disminuciones; de hecho, el volumen disminuyó un 15,8%. Además, las restricciones ayudaron a eliminar las interrupciones del sueño y también a minimizar la radiación. El estudio se presentó en el congreso anual de la Sociedad de Medicina de Cuidado Crítico (SCCM), celebrado en febrero de 2019 en San Diego (CA, EUA).

Imagen: Un estudio nuevo sugiere que modificar las historias clínicas electrónicas (HCE) de un hospital podría reducir significativamente la frecuencia de las radiografías de tórax realizadas en pacientes en la unidad de cuidados intensivos (UCI) (Fotografía cortesía de iStock).
Imagen: Un estudio nuevo sugiere que modificar las historias clínicas electrónicas (HCE) de un hospital podría reducir significativamente la frecuencia de las radiografías de tórax realizadas en pacientes en la unidad de cuidados intensivos (UCI) (Fotografía cortesía de iStock).

“Esta iniciativa ofreció una manera de mejorar la experiencia del paciente, maximizar las eficiencias de los cuidadores, minimizar la exposición a la radiación y estandarizar las prácticas, sin un impacto negativo en los resultados de los pacientes”, dijo la autora principal y presentadora del estudio, Anita Reddy, MD. “No hubo una reducción en el tiempo del personal relacionado con la disminución de las radiografías debido al modelo de dotación de personal utilizado en la Clínica Cleveland, pero los radiólogos pudieron dedicar su tiempo recuperado a leer otros tipos de imágenes”.

Las radiografías de tórax diarias son una práctica común para las UCI, aunque ya no son recomendadas por la campaña Eligiendo Sabiamente del Colegio Americano de Radiología, y de otras sociedades nacionales de los Estados Unidos. Los posibles impactos negativos de las radiografías de tórax diarias incluyen un sueño perturbado que puede llevar al delirio y una exposición diaria a la radiación de aproximadamente 0,1 mSv.

Enlace relacionado:
Clínica Cleveland


Últimas Radiografía noticias