Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

MedImaging

Deascargar La Aplicación Móvil

Hipersensibilidad a los medios de contraste puede tener origen genético

Por el equipo editorial de Medimaging en español
Actualizado el 18 Sep 2019
Un estudio nuevo sugiere que los pacientes con antecedentes familiares y personales de reacciones alérgicas a los medios de contraste yodados (MCI) están en riesgo de reacciones futuras.

Investigadores del Hospital Universitario Chung-Ang (Seúl, Corea del Sur), el Centro de Investigación Médica de la Universidad Nacional de Seúl (Corea del Sur) y otras instituciones, realizaron un estudio clínico para identificar la prevalencia, los patrones, los factores de riesgo y las medidas preventivas para las reacciones de hipersensibilidad (RHS) relacionadas con los MCI. Para hacerlo, reclutaron a 196.081 pacientes de siete hospitales, a quienes les practicaron exámenes de tomografía computarizada (TC) con contraste entre marzo de 2017 y octubre de 2017. Se recolectaron datos semanalmente para identificar los factores de riesgo que predicen la aparición y recurrencia de las RHS.

Imagen: Un estudio nuevo sugiere que las reacciones alérgicas a los medios de contraste tienen una base genética (Fotografía cortesía de Getty Images).
Imagen: Un estudio nuevo sugiere que las reacciones alérgicas a los medios de contraste tienen una base genética (Fotografía cortesía de Getty Images).

Los resultados revelaron que el 0,73% de los que recibieron MCI (1.433 pacientes) experimentaron RHS. La mayoría de los eventos fueron leves; sin embargo, el 16,8% de los eventos se clasificaron como moderados a severos. Los predictores de reacción incluyeron una historia individual previa de una RHS relacionada con MCI, hipertiroidismo, alergia a medicamentos, asma y otras enfermedades alérgicas, y una historia familiar de RHS relacionadas con MCI. Los investigadores también encontraron que el uso de antihistamínicos y el cambio a un medio de contraste yodado con un perfil de seguridad diferente fueron útiles para reducir la recurrencia de las reacciones. El estudio fue publicado el 3 de septiembre de 2019 en la revista Radiology.

“Las reacciones de hipersensibilidad a los medios de contraste yodados no son raras, pero muchas de ellas se pueden prevenir. Esperamos poder establecer un registro integrado sistemático a nivel nacional para las RHS relacionadas con los MCI en Corea pronto, y nuestro estudio podría ser un primer paso hacia ese objetivo”, dijo el coautor principal, Min Jae Cha, MD, del Hospital Universitario Chung-Ang. “Los registros a gran escala y a largo plazo que involucran la recolección continua de datos con protocolos estandarizados, nos ayudarán a desentrañar todos los aspectos de los contribuyentes a la aparición y recurrencia de reacciones de hipersensibilidad a los medios de contraste yodados”.

Cada año se realizan aproximadamente 75 millones de tomografías computarizadas en los Estados Unidos y la mitad de ellas incluyen el uso de un MCI. En Corea, se ha calculado que cada año se realizan más de cuatro millones de tomografías computarizadas que involucran el uso de MCI. El vínculo entre los antecedentes familiares y los antecedentes individuales anteriores de RHS a los MCI sugiere una predisposición genética a una reacción.

Enlace relacionado:
Hospital Universitario Chung-Ang
Centro de Investigación Médica de la Universidad Nacional de Seúl


Últimas Radiografía noticias