Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

MedImaging

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes Radiografía RM Ultrasonido Medicina Nuclear Imaginología General TI en Imaginología Industria

Tecnología de filtración de rayos X diferencia los tejidos blandos del hueso

Por el equipo editorial de MedImaging en español
Actualizado el 11 Dec 2019
Un motor de procesamiento de imágenes y un enfoque de filtro diferencial optimizan la exposición al espectro de rayos X con el fin de mejorar las radiografías de tórax.

La aplicación de imagenología de doble energía de Carestream (Rochester, NY, EUA) utiliza dos materiales de filtro que se cambian automáticamente entre las exposiciones de alta y baja energía para producir una imagen de tejido blando solamente eliminando las estructuras óseas, así como una imagen correspondiente de solo hueso. Impulsado por el motor de procesamiento de imágenes Eclipse, el filtro diferencial fue diseñado para mejorar ambas adquisiciones de espectro de rayos X a fin de lograr una eficiencia de dosis óptima, lo que resulta en una exposición a la radiación del paciente equivalente a una radiografía de tórax anterior-posterior (AP), estándar, sin energía dual.

Imagen: Un ejemplo de imágenes de energía dual con sustracción ósea (Fotografía cortesía de Carestream)
Imagen: Un ejemplo de imágenes de energía dual con sustracción ósea (Fotografía cortesía de Carestream)

El filtro diferencial se coloca entre la fuente de rayos X y el paciente durante la adquisición de la primera y segunda imágenes de este. La primera imagen de rayos X se genera a un nivel de energía de bajo grado (aproximadamente 50-70 kVp); la segunda imagen de rayos X se genera a un nivel de energía más alto (aproximadamente 110-130 kVp), con una asignación de dosis seleccionada dentro de un rango de aproximadamente 30-40%, según el tamaño y el peso del paciente. La tecnología Dual-Energy fue aprobada para las radiografías de tórax en el sistema Carestream DRX-Evolution Plus.

“Dual-Energy ayudará a los radiólogos a mejorar la especificidad y la sensibilidad para el diagnóstico de tórax debido a la diferenciación de materiales y la eliminación de estructuras anatómicas superpuestas”, dijo Sarah Verna, gerente de marketing mundial de Global X-ray Solutions en Carestream. “Esta tecnología toma dos imágenes en rápida sucesión, pero cuando se compara la exposición total de la piel de entrada al paciente, es lo mismo que un examen de tórax AP estándar. Dual-Energy no expone al paciente a más radiación”.

La radiografía de tórax convencional ha demostrado ser inadecuada para la detección de la enfermedad pulmonar en etapa temprana, pues pasa por alto alrededor del 50% de los nódulos que miden 10 mm o menos debido al oscurecimiento de los sutiles nódulos de tejidos blandos por el “ruido anatómico” subyacente, atribuido en gran parte a la superposición de estructuras anatómicas en la imagen de proyección, como las costillas y las clavículas.

Enlace relacionado:
Carestream


Últimas Radiografía noticias