Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

MedImaging

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes Radiografía RM Ultrasonido Medicina Nuclear Imaginología General TI en Imaginología Industria

Resonancia magnética pulmonar muestra daño duradero en niños y adolescentes después de COVID

Por el equipo editorial de MedImaging en español
Actualizado el 22 Sep 2022

La COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2. Desde que surgió a fines de 2019, ha cobrado la vida de más de cinco millones de personas en todo el mundo. Los pulmones son el objetivo principal del virus. El estudio de los efectos prolongados de la enfermedad se ha acelerado a medida que aumenta el número de sobrevivientes de COVID y más personas son diagnosticadas con COVID prolongado. La Organización Mundial de la Salud define la COVID prolongada como la que implica síntomas que persisten durante un mínimo de 12 semanas y otros factores, como los síntomas que provocan una nueva limitación de la salud o el empeoramiento de una afección médica subyacente preexistente. La naturaleza de la fase post-aguda de la infección es poco conocida en las personas más jóvenes. La TC ha mostrado un daño persistente en los pulmones de los adultos, pero la TC usa radiación ionizante y tiene un valor diagnóstico limitado en los niños, donde los cambios pulmonares debidos a la COVID-19 son menos pronunciados. Ahora, un nuevo estudio ha revelado que los niños y adolescentes que se han recuperado de COVID-19 o que tienen COVID prolongada muestran daño pulmonar persistente en la resonancia magnética.

Investigadores del Hospital Universitario de Erlangen (Erlangen, Alemania) estudiaron los efectos de la COVID-19 en niños y adolescentes mediante resonancia magnética de campo bajo. La tecnología se basa en un campo magnético más bajo que la resonancia magnética convencional y permite la respiración libre, lo que significa que las personas no tienen que contener la respiración durante la toma de imágenes. Esto hace que la exploración sea más factible en los niños. Los investigadores observaron los cambios en la estructura y función pulmonar en 54 niños y adolescentes (edad media de 11 años) con infección previa por SARS-CoV-2. De los 54 pacientes, 29 se habían recuperado y 25 tenían COVID prolongado. Todos menos uno de los pacientes no habían sido vacunados en el momento de la infección original.


Imagen: Se ha visto daño pulmonar duradero en niños y adolescentes después de COVID (Fotografía cortesía de Unsplash)
Imagen: Se ha visto daño pulmonar duradero en niños y adolescentes después de COVID (Fotografía cortesía de Unsplash)

Ninguno del grupo COVID-19 requirió ingreso hospitalario durante el período de infección primaria. Los síntomas más comúnmente informados en el momento del estudio fueron dificultad para respirar, problemas de atención, dolor de cabeza, fatiga y pérdida del olfato. Los resultados del grupo de COVID-19 se compararon con los de nueve controles sanos. La resonancia magnética permitió a los investigadores derivar la coincidencia V/Q, una medida del flujo de aire y sangre en los pulmones. Si los pulmones funcionan correctamente, el flujo de aire y el de sangre deben coincidir.

Las coincidencias V/Q mostraron disfunción pulmonar persistente en los pacientes que se habían recuperado de COVID-19 y en aquellos con COVID prolongado. La coincidencia V/Q fue del 62 % en el grupo recuperado y del 60 % en el grupo con COVID prolongado, ambas considerablemente más bajas que la coincidencia del 81 % en los controles sanos. Las implicaciones a largo plazo de estos cambios pulmonares siguen sin estar claras, pero, según los investigadores, los resultados justifican una mayor vigilancia del daño pulmonar persistente en niños y adolescentes después de la COVID-19. La resonancia magnética pulmonar ya está ampliamente disponible, anotó, lo que hace que estos métodos de imágenes sean fáciles de integrar en la atención clínica de rutina. Más investigación ayudará a mostrar todo el potencial de la resonancia magnética en los sobrevivientes de COVID-19.

"Los síntomas persistentes después de la COVID todavía causan odiseas de diagnóstico, y esto es especialmente cierto para los jóvenes", dijo el autor principal del estudio, Ferdinand Knieling, MD, especialista en pediatría y medicina adolescente de los departamentos de Pediatría y Medicina Adolescente del Hospital Universitario de Erlangen. “Nuestros hallazgos ilustran que cuidar a estos pacientes es un desafío multidisciplinario”.

“Ya comenzó un ensayo de seguimiento y buscamos comprender cómo cambian los hallazgos con el tiempo”, agregó el Dr. Knieling. "Además, examinaremos más de cerca otros órganos para ver cómo esto se correlaciona con nuestros hallazgos".

Enlaces relacionados:
Hospital Universitario de Erlangen


Proveedor de oro
Ultrasound Transducer/Probe Cleaner
Transeptic Cleaning Solution
New
Bone Densitometer
OSTEO ACE
New
DSA System
NeuAngio 43C
New
PC-Based Echo Color Doppler system
ClarUs EXT-1M

Últimas RM noticias