Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

La imagenología de flujo vectorial transtorácica permite visualizar los corazones pediátricos

Por el equipo editorial de Medimaging en español
Actualizado el 25 Apr 2019
Según un estudio nuevo, la tecnología de imágenes de flujo vectorial (IFV) podría mejorar la detección y el diagnóstico de la cardiopatía congénita (EC) en bebés y niños.

Investigadores del Instituto de Investigación Infantil de Arkansas (ACRI; Little Rock, AR, EUA), la Universidad de Arkansas (UARK; Fayetteville, EUA;) y otras instituciones, realizaron un estudio para examinar si el agente de contraste para la IFV se puede utilizar para la visualización independiente de los ángulos de los campos de flujo sanguíneo. Primero, se tomaron imágenes transtorácica y epicárdica de dos lechones, uno con estenosis valvular pulmonar con EC, una arteria pulmonar principal dilatada y un defecto del canal auriculoventricular incompleto, y el otro con anatomía cardíaca normal utilizando un dispositivo de ultrasonido con IFV y una sonda lineal de 5MHz

Imagen: Las imágenes de flujo vectorial muestran un flujo de sangre en remolinos (Fotografía cortesía de Morten Jensen/ UARK).
Imagen: Las imágenes de flujo vectorial muestran un flujo de sangre en remolinos (Fotografía cortesía de Morten Jensen/ UARK).

Posteriormente, se tomaron imágenes transtorácicamente de dos niños, uno con anatomía cardíaca normal y otro con cardiopatía coronaria con estenosis de la válvula aórtica y coartación de la aorta. Los resultados mostraron que la IFV transtorácica y la ecocardiografía se realizaron fácilmente en los lechones. Además, la IFV transtorácica de los patrones de flujo sanguíneo dentro de las cámaras cardíacas, a través de las válvulas y en las grandes arterias fue exitosa en ambos niños, observando adicionalmente un flujo anormal secundario a las anomalías cardíacas, con una profundidad de penetración de 6,5 cm. El estudio fue publicado el 5 de marzo de 2019 en la revista Progress in Pediatric Cardiology.

“En los niños con EC, la ecografía Doppler es la modalidad estándar de imágenes de cabecera. Sin embargo, la caracterización precisa del flujo sanguíneo es desafiante debido a la estimación de velocidad unidimensional y dependiente del ángulo”, concluyeron el ingeniero biomédico y autor principal, Morten Jensen, PhD, de la UARK, y sus colegas. “La ecocardiografía de imágenes de flujo vectorial transtorácico es factible y practicable en pacientes de tamaño pediátrico, y este documento describe ejemplos de estos conceptos y comparaciones en profundidad con las modalidades de imagenología tradicionales”.

La IFV es un método de imágenes basado en el ultrasonido que proporciona una visualización en tiempo real e independiente del ángulo del flujo sanguíneo utilizando la oscilación transversal y la apodización del receptor de pico doble, una técnica de filtrado óptico que crea un campo de doble oscilación sensible al movimiento completo del vector en el plano de la imagen. Sin embargo, la profundidad de penetración de los transductores IFV disponibles comercialmente es de solo 5 cm, lo que limita su uso al epicardio en los adultos.

Enlace relacionado:
Instituto de Investigación Infantil de Arkansas
Universidad de Arkansas



Últimas Ultrasonido noticias