Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Ultrasonido en un chip transforma el diagnóstico de campo

Por el equipo editorial de Medimaging en español
Actualizado el 06 May 2019
Un sistema de mano para todo el cuerpo y de una sola sonda hace que la tecnología de ultrasonido sea universalmente accesible y asequible.

El Butterfly iQ de Butterfly Network (Nueva York, NY, EUA) es un dispositivo de ultrasonido multimodo (modo M, modo B y doppler a color) de menos de 15 centímetros de largo y que pesa solo 313 gramos, permitiendo que quepa fácilmente en un bolsillo. Un cuerpo robusto de aluminio anodizado encierra y protege el dispositivo, que se conecta a través de un cable USB o de iluminación a un dispositivo móvil Apple iPhone o iPad de mano estándar. Todos los datos se almacenan y administran en la aplicación Butterfly iQ y en la Nube Butterfly con un cifrado de 256 bits para una supervisión y seguridad estrictas.

Imagen: Ahora es posible un ultrasonido asequible en el punto de atención (Fotografía cortesía de Butterfly Network).
Imagen: Ahora es posible un ultrasonido asequible en el punto de atención (Fotografía cortesía de Butterfly Network).

Butterfly IQ está programado con 18 programas de escaneo preestablecidos, que permiten la imagen ecográfica de diagnóstico de los vasos periféricos, incluidos los estudios carotídeos y arteriales y la guía de procedimientos; y uso en exámenes cardiacos, abdominales, de urología, de ginecológica; fetal/obstétrico y musculoesqueléticos. Además, la Red Butterfly Network desarrolló aplicaciones de inteligencia artificial (IA), basadas en el aprendizaje profundo, estrechamente relacionadas con el hardware y ayudan a los médicos clínicos tanto en la adquisición de imágenes como en la interpretación, lo que en última instancia permitirá a los usuarios menos capacitados extraer información confiable de ultrasonido.

El Butterfly iQ es alimentado por una tecnología de transductor ultrasónico micromaquinado capacitativo (CMUT), que reemplaza al transductor piezoeléctrico tradicional con un único chip de silicio que incorpora una serie de 9.000 sensores microelectromecánicos programables (MEMS) que se superponen directamente en un circuito integrado que abarca el esqueleto electrónico de un sistema de ultrasonido de alto rendimiento, facilitando la emulación de cualquier tipo de transductor: lineal, curvado o en fase. Una batería integrada de iones de litio de 400 mAh proporciona hasta dos horas de uso continuo.

“Simplemente poner una cámara en un chip semiconductor hizo que la fotografía fuera accesible para cualquiera con un teléfono inteligente y colocar una computadora en un chip permitió la revolución en la computación personal antes de eso”, dijo Jonathan Rothberg, fundador y presidente de Butterfly Network. “Dos tercios de la población mundial no tiene acceso a imágenes médicas; eso no está bien. La tecnología Ultrasonido-en-un-Chip de Butterfly permite una ventana de bajo costo al cuerpo humano, haciendo que cualquier imagen de diagnóstico de alta calidad sea accesible para todos”.

Enlace relacionado:
Butterfly Network


Últimas Ultrasonido noticias